+54-911- 6879 1881 jardinparaisoba@gmail.com

Testimonios

"Entré al taller mirando sorprendida como otros se abrazaban y suspiraban... Terminé el taller abranzado y suspirando, producto de la expansión de mi corazón, sorprendida del proceso que se había iniciado en mi.

A medida que pasó el tiempo, me fui “despegando” del espacio del grupo, pero me quedó una sensación de felicidad… o mejor dicho, la sensación de que se pude ser feliz, que se puede elegir ser feliz.

Después del taller me siento más segura de mí misma, no tengo muy claro por qué… quizá porque me encontré un poquito más conmigo misma. Estoy en el proceso de ir abandonando afirmaciones negativas que llevaba conmigo a diario, ahora me molestan, se hicieron concientes, y me molestan.

También se hicieron concientes algunos temas que estaba ocultando: la pareja, la maternidad. Había negado definitvamente estas cosas para mí porque me cuestan, porque no las tengo, y no sé si las tendré y eso me dolía. En este momento tengo una actitud distinta frente a esto, estoy asumiendo que esos temas están ahí dando vueltas. No tengo actitud de estar resolviendo nada, simplemente estoy mirando para ese lado, al que antes le daba la espalda. Esos temas también son parte de mi….Lo dicho antes, me estoy encontrando conmigo, me estoy sacando la careta para conmigo misma y para con los demás.

Estos procesos se iniciaron “espontáneamente” desde que viví la experiencia tántrica … simplemente, estas cosas están sucediendo adentro mío." 

(Testimonio luego de participar en los grupos "El movimiento del Amor" y "El periplo de los Sentidos")

Andrea G (B.A.)

40 Años - Analista de Sistemas

Aun a tres días de haber compartido este tiempo tan hermoso juntos, sigo sintiéndolos cerca, hasta físicamente. Quería agradecerle primero al Universo por haberme dado esta oportunidad de sentir la vida de esta manera, de darme otra chance de comprobar que hay más. Me siento una privilegiada al tener esta posibilidad y sobretodo de viajar juntos en esta Nave. Segundo, agradecerles con todo el amor de corazón que pueda ser capaz de transmitir, a ustedes, a todos y cada uno, porque de manera individual y grupal todos han dejado su impronta en mi, me han enseñado algo, me siguen mostrando caminos, luces y sombras propias, carencias y abundancia…y todo sirve. Gracias totales por aquella noche de risas mágicamente descontroladas, de ocurrencias infinitas, donde me reencontré conmigo, que me había escondido o adormecido por algún motivo hacía ya mucho tiempo, y encontrarme conmigo con la ayuda de ustedes para mi fue preciosamente liberador, me acaricié, me celebré, me reí conmigo y todos, fui mi cómplice y compinche y hasta lloré en silencio de emoción al sentirme nuevamente… no me había abandonado, ustedes me encontraron sin darse cuenta y me trajeron de vuelta y eso… no tengo manera de agradecérselos. Los quiero. Cada uno significa algo especial para mí, los veo con los ojos del corazón, de un corazón que se encontró de repente amando de otra manera, mas libre, mas relajado, sin libreto, más natural, también con algunos miedos y grandes incógnitas, pero genuino, sincero…real. Ale y Nataraj, que decirles, son especiales, fluido y stacatto, caos y lírico…silencio. Confío y voy, me dejo llevar, se que este es el prefacio, del prologo, del preámbulo y ustedes ya se conocen algunos capítulos, así que, sigo pasando las paginas que indiquen para poder ir mas allá y no perderme de algo que esta a mi disposición y del que quiera vivirlo. Los quiero. 

Laura (B.A)

35 años - Artista

¨La emoción del viaje juntos no tiene descripción posible, porque la filmadora detrás de mis ojos capta imágenes y sonidos superpuestos...y se aleja el motor de escena a medida que el parloteo suena, las risas se acrecientan, el magma de la comunión se va formando...entre los árboles, el follaje, el río...el marco se funde con el cuadro y la poesía con el pintor...

Llegamos a "casa"...la escena de siempre...los seres que nos reciben de acá y de allá con una naturaleza pródiga en abrazarnos con todo su verde, sus olores, sus sonidos, su esplendor...

Que lindo ha sido estar reunidos!!!! En el encuadre de cada trabajo, en el compartir grupal, en lo espontáneo y colaborativo en general...sentí mucho corazón abierto...que todo estaba bien...fuera lo que fuera...estaba bien...¡cómo pudimos reírnos tanto sin apelar a lo grosero...y como pudimos divertirnos tanto sin libreto y con humor! La noche del sábado fue espectacular, en todo sentido...

Sentí de todo...de nuevas y viejas sensaciones...de fantasmas, de abismos y condenas... de resurrección, atrevimiento y volar sin penas...de abrazos cálidos, miradas tiernas, verdades fuertes, descubrimientos, asombros y esperas...supe sentir de potencias y calderas, y de calmas y sonseras...nada era yo, todo me involucraba, lo feliz lo incorporaba y lo no tanto lo dejaba partir...así, el que era yo podía seguir siendo ser...a pesar del acontecer...

Sentí-vi varias películas en la misma trama, que según como la viera era ora un drama...ora una nueva forma de reinventar la trama...

Recibí de cada uno tanta entrega cotidiana, aprendí de cada uno...de cada gesto, de cada acción, de cada expresión, aun las no habladas...reencontré antiguas miradas y renovadas fuerzas en abrazos...

Atravesé comidas, camas, olores, temperaturas, baños, horarios, incomodidades, estigmas del "me hubiera gustado", por realidades de "que bueno está esto"...y hallé en la incomodidad o el disconformismo míos, el trampolín para un nuevo estado...así nada se hizo difícil...nada no agradable habitó en mi...

Por eso todo sucedió maravillosamente, comida, ritmos, tiempos, esperas, espacios, trabajos, compañeras, compañeros, música temperatura, espacios, compartir, silencios despertar...el río el cielo, la lluvia, el fuego, la manta… Como detener la tormenta que me surge del recuerdo de sentirme niño, jugando...al todo está bien...

Hay momentos sublimes en los que se me enturbia la vista y se me traba el habla...que no puedo creer lo que estoy sintiendo porque se me desgarra el alma, de tanto placer que siento...y que me cuesta creer que sea capaz de eso....dar desde ese lugar del corazón desnudo...y recibir desde ahí...es lo que me lleva a un lugar estado que no puedo describir pero suena mas o menos así: de plenitud, gratitud, veneración, asombro y éxtasis...

Simplemente...gracias (tántricamente) por todo, y por nada¨

Jorge L (B.A.)

57 años - Empreario

¨Sensaciones.... En este taller estuve más conciente de mi relación con los demás que con mi propio corazón. No pude conectarme íntimamente conmigo. Seguramente que estoy "comparando" con lo que me pasó en el primer taller. Esto me angustió, sentí que tenía mi corazón bloqueado, tal que ni yo misma pude conectarme con él... esa fue mi lectura en ese momento. Este 5to taller se dio en el contexto de un viaje más largo que incluyó otras actividades de trabajo, que hicieron que permaneciera en bs as algunos días. Esto me permitió compartir la vida real con varias personas del taller. La experiencia en general fue muy movilizadora, tanto en el taller como afuera,.. tanto en las prácticas propuestas, como en las charlas y reflexiones que se dieron en el grupo durante los momentos de descanso. Este taller me regaló una "maqueta" de la vida real en 6 días...donde puede identificarme en situaciones ajenas, y donde repetí conductas que creía superadas en mi. Concretamente, la tendencia a poner la responsabilidad de lo que me sucede en el otro, en lugar de "dejar" que el otro se exprese como quiera/como le sale, y hacerme cargo en todo caso de mis repuestas. Fue un encuentro conmigo como ser social, en relación a los demás (me cuesta relacionarme x eso lo valoro especialmente) Me sentí integrada al grupo, me sentí muy cómoda. No obstante, me di cuenta cuánto me cuesta expresarme a través de la voz, ...no pretendo ser el centro de las reuniones porque mi personalidad es así, tranqui, pero en situaciones como la de los masajes con los pies, no pude "gritar" todo lo que hubiera merecido el momento (jejeje). Me "vi" tratando de desaparecer después del taller,... en lugar de aceptar la invitación de los demás a compartir... mi respuesta automática a la invitación fue "me voy al hotel"...(para no exponerme, para que no me conozcan, para no desilusionarme, para no sufrir?). Finalmente y gracias al grupo de gente maravillosa que conocí, pude relajarme, hacer el "miedo" a un costado, y pude pasar momentos maravillosos cenando en grupo o tomando un café, simplemente dejando que las cosas sucedan y disfrutando de ellas. Mi estado actual es de revisión, de cierta incomodidad, pero aceptando el proceso, confiando en la existencia... algo que aprendí en el taller. También se mantiene en mi una sensación de "disfrute" y gratitud a la vida por darme la posibilidad de conocer "seres" (humanos???) tan especiales como este grupo de tantrikas. En cuanto a la organización del 5to taller me pareció que todo estuvo excelente...estuve muy cómoda, comimos muy bien, me pareció copada la idea de llevar cada uno algo para compartir, no sentimos frío... un placer.¨

Belen A (B.A.)

38 años - Profesional

¨Quiero agradecerles a todos desde mi corazón por la contención, la dirección, el compartir, el respeto y el compromiso. Me costó casi un año tomar la decisión de asistir. Cada encuentro es una confirmación de que estoy en el mejor lugar en ese momento, expresando lo mejor de mi y abriéndome a recibir lo que me es dado. Las barreras físicas, emocionales, mentales, van cayendo ante la presencia de la energía manifestándose en el juego, trabajo, ejercicio, masaje. Ninguno de mis condicionamientos puede resistirse demasiado ante lo que sucede y lo que es, aunque peleen porque pierden poder. Sentí Libertad. Me sentí libre de una parte de mi. Sentir Paz, es de mis tesoros mas preciados y escasos. La he sentido. Sentir la felicidad del fluir y vibrar...y dejarme ser en la maravillosa danza del momento. Sentí distensión vital y profunda. Atravesé límites. Siento un Amor no se bien como decirlo, como mas auténtico, o más profundo, o mas natural, o mas completo de mi, o me permito que sea en y a través de mi.(algo así) Sigo disfrutando los beneficios del taller. Me estoy pudiendo mover en espacios, tiempos, ritmos, formas y contenidos que tenia vedados. El permiso y el valor me están conectando con una nueva dimensión de mi poder. Es como si estuviera naciendo a una nueva realidad. Un agradecimiento muy especial a quien-es trabajó-aron conmigo.

Ricardo U (B.A.)

45 Años - Ingeniero

Reproducir vídeo

Mandi B

Cerrar menú

Complete el formulario para recibir informacion

123456